Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

Regina Hewitt

Perfil         MP

El Titiritero

Perfil       MP

Shane Donovan

Perfil         MP

Shitama Dai

Perfil       MP
Afiliados
HERMANOS

Signal Boost Signal Boost Signal Boost
{ 0 / 3 }

ÉLITES

Signal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal BoostSignal Boost
{ 2 / 20 }

Contadores Web

Licencia de Creative Commons


Signal Boost by Staff de Signal Boost is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

El contenido de este foro pertenece a los respectivos usuarios que lo han propocionado, así como la historia, ambientación y diseño pertenece al Staff de este foro y sus colaboradores. Las diferentes imágenes no nos pertenecen y se pueden encontrar tanto en Deviantart como en Tumblr, pero si su manipulación. El foro es una forma de entretenernos y divertinos, nada de esto está destinado al afán de lucro.

El grupo de la justicia, La Liga 23

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El grupo de la justicia, La Liga 23

Mensaje por Node Domain el Mar 3 Sep - 23:50

Node Domain City    xx/xx/20xx

“Al parecer, varios miembros de un nuevo grupo han declarado que patrullarán las calles para evitar más robos, la Liga 23 trae una nueva forma de justicia ciudadana”

Desde no hace mucho, Node Domain era una cuna de bandas y grupos, tanto grandes como pequeñas, pero todas y una de ellas buscaban un reconocimiento y un estado estable, en el que les reconocieran y por tanto, tener una identidad que proyectar. Pero con la aparición de los llamados ‘La Liga 23’, un grupo de vigilantes por y para la ciudad, este hecho ha cambiado.

La historia de ‘La Liga’, como suelen llamarles, se remonta hasta no hace mucho tiempo, al contrario que los Neon y los Electric. Ha sido un grupo que germinó desde los barrios bajos de la metrópolis, juntando a chicos sin hogar que pedían una sociedad más justa, y en poco tiempo se ha convertido en un grupo que se ha organizado por si solo, acogiendo a cualquier chico o chica de cualquier condición que tenga unos buenos motivos sólidos para poder cambiar y ‘limpiar’ la ciudad. Hacer de ella un sitio más justo y seguro.

Hace dos años, Mijail Vasiliev, un chico extranjero que había llegado hacía un tiempo a Node Domain, era uno de esos tantos adolescentes que habían acabado sin hogar (por diferentes motivos) y vivían en una comuna junto a otros y algunas otras cuantas familias pobres. Mientras iba aprendiendo el idioma, también conocía a mas gente que estaba en la misma situación que él, y quizá no tuviera nada, pero estaba empezando a entender que el sentimiento de pertenencia a algún lugar, junto a otros que te entendiesen era muy importante. La ciudad era un sitio muy grande al que ellos nunca podría pertenecer, y solo les quedaba vivir entre los desechos y metales oxidados, sin poder apuntar a nada más.

Sin embargo, un buen día tal y como otro, un muchacho bastante diferente apareció frente a Misha (Como le llamaban, ya que su nombre era bastante difícil de pronunciar). Se hacía llamar ‘El Titiritero’ y le preguntaba cosas bastante extrañas que no entendía. Por ejemplo, le preguntaba si le parecía bien vivir donde vivía, o si pensaba que era lo correcto separarse de ‘las otras personas’ o si creía que eso era justo. Misha realmente no tenía ni idea de donde había aparecido ese chico, ni de nada: “¿Qué es la Justicia?” le preguntaba cada vez que lo mencionaba. Tero (Como Misha acabó llamándole) le explicaba que era la forma de hacer justas las cosas. De obrar bien y hacer ‘lo correcto’, hacer lo que uno pensase que estaba bien. Le explicó que justicia significaba darles un castigo a las personas que obran mal, o tratan mal a otras, y protegerlas a las que obran bien de aquellas a las que se castiga: “¡Como un superhéroe! ¿No has leído nunca los comics de superhéroes?”.

Por supuesto, Misha negó. No podía figurarse que trataba de decirle, pero le sonaba a algo bastante similar que él mismo había vivido: “Hay un hombre en las calles que hablan de él. Dicen que es un asesino y que nadie lo ha visto, pero a mi me ha salvado” Aquellas palabras llamaron la atención de Tero, que pareció interesarse repentinamente por la historia del chico, y en seguida pareció entenderlo todo: “¡Es un superhéroe!”.

Después de aquello, las otras veces que Tero fue a ver a Misha, le llevó esos comics que nunca había visto antes, y él mismo se dio cuenta de que Tero tenía razón. El hombre que le había salvado no era un ‘asesino cruel’ como algunas cosas decían, más bien se parecía a un superhéroe que castigaba a los malos, a los criminales y salvaba a los inocentes. Un superhéroe que se ocupaba de la gente que obra mal, que son delincuentes, que trata mal a chicos como ellos, y los elimina como a los villanos, que limpia la ciudad y vela por la seguridad de los demás, los protege. Aquel hombre era un justiciero, y eso era la verdadera justicia.

“Seguro que los demás chicos aquí piensan como tu” Seguía contándole Tero “¿Por qué no os convertís en superhéroes también?”. La idea sonó a un sueño no muy lejano a oídos de Misha, y el demostrar a la gente el apoyo que le daban al ‘Asesino del 23’ (Tal y como las autoridades habían llamado al criminal desconocido, ya que todos sus actos apuntaban al número 23) para que entendieran que no era una amenaza, sino una bendición para ellos, se convirtió en una meta.

Misha pasó a conocerse como “Arrow” y la Liga 23 nació, junto a otros chicos con las mismas ideas que él. Una Liga de la Justicia que seguía los ideales del hombre justiciero que años atrás lo salvó y que poco a poco haría de ese lugar, un sitio mejor.

La Liga 23 no es una banda, es un grupo que no posee un líder, sino un fundador, y se consideran seguidores y apoyos del Justiciero. Comparten su visión de justicia, y piensan hacer de la ciudad, una ciudad mejor. Por ello, sus miembros son muy serios sobre el asunto y tienen sus propios motivos para contribuir a esta causa. Están dedicados al grupo enteramente, y siempre que el grupo necesite a sus miembros, ellos estarán disponibles. Su estructura consta de una jerarquía de ‘hermanos mayores’ y ‘hermanos menores’. Los primeros son los mas veteranos en el grupo y supervisan y cuidan de los segundos, miembros mas recientes. Este sistema impide que aún no habiendo un líder, se produzcan peleas internas y cualquier tipo de disputa. Si hay un problema que no se logra resolver, el fundador toma cartas en el asunto.

Son los vigilantes urbanos y son voluntarios en casi cualquier tarea, desde reconstruir mobiliario urbano, restaurar paredes de pintadas hasta ayudar a limpiar destrozos que cualquier banda haya hecho en un establecimiento. Se encargan de mediar muchas veces entre peleas de Electric y Neon, y evitar que hagan daño a civiles si se ven afectados. También mantienen la seguridad del Asesino del 23, y evitan que cualquiera que quiera traicionarlo o que proporcione información que le perjudique, lo haga. Por este motivo, suelen llevar brazaletes negros en los brazos, con un “XXIII” amarillo en ellos, puesto que las autoridades solo conocen del asesino el hecho de que esta relacionado con este número. Aparte de eso, suelen llevar (ya sea tatuado o encima) algún símbolo relacionado con un 23, y por seguridad portan armas como las dos bandas más grandes de la ciudad.

Ser un miembro de la Liga no es fácil; solo entran los que realmente están dedicados a la causa, juzgados por Arrow, pero quien forma parte de esta hermandad, gana enteramente una familia para toda la vida.




La Liga 23

Líder: Mijail Vasiliev

Reglas:

Esto no es una banda callejera. Es una familia, así que debéis llevaros bien los unos con los otros y evitar toda clase de conflictos internos. Nadie es mejor que nadie. Todos somos hermanos y debemos permanecer unidos.

Los veteranos (todos los miembros que lleven en activo desde que se creó la liga) serán designados como “hermanos mayores”. Este cargo da algo mas de responsabilidad, y solo deben responder ante el fundador (¡o sea, yo!) en caso de necesidad. Todos los hermanos mayores tendrán a su cargo a un novato, que a partir de entonces será su hermano pequeño, no importa si comparten lazos de sangre o no. Deben cuidar de él, aleccionarle y velar pos su educación y seguridad en todo momento. Este es el papel mas importante de los hermanos mayores.

Los novatos (Todos aquellos miembros recién admitidos en la liga o que lleven menos de dos años) serán designados como “hermanos menores” y deberán responder ante todo, frente a su hermano mayor. Si se meten en problemas, serán ayudados, pero tanto él como su hermano mayor, serán responsabilizados y cargaran el castigo a partes iguales. Han de ser obedientes, leales y no mentir nunca a su hermano mayor. De lo contrario, se les someterá al consejo de Búhos y eso es algo chungo de verdad.

Todo “hermano menor” pasa a ser “hermano mayor” después de dos años en la Liga. Los aspirantes a hermanos menores únicamente responderán ante mí y no ante ningún otro miembro, veterano o no.

-El consejo de los Búhos es un tribunal extraordinario, formado por el fundador y los 4 miembros mas veteranos leales y capaces. Cualquier asunto que sea lo suficientemente peligroso o tan complejo, que no se pueda resolver por los métodos habituales, será juzgado por nosotros. Un tribunal justo y equitativo, capaz de juzgar a los miembros de la liga y a todo aquel vándalo que desobedezca las normas cívicas, que hará que los castigos se ajusten a los crímenes.

Todos los miembros de la liga patrullarán de dos en dos, hermano mayor y hermano menor. Nunca solos. Y tienen el debe de protegerse mutuamente.

Todos los miembros de la liga deben realizar tareas de voluntariado a la comunidad. Estas pueden ser las que se desee, y tantas como se quiera. Esta ciudad es nuestro hogar. Debemos cuidarlo y acondicionarlo, si deseamos vivir en un mundo más justo y feliz.

Las armas están permitidas, excepto las de fuego, y todos los miembros deberán mantener siempre las suyas limpias y ocultas, para no tener problemas con las autoridades. Esta prohibido usarlas, a no ser que no quede otra opción.

La violencia de cualquier grado, esta injustificada, exceptuando si es en defensa propia, o para proteger a civiles.

Nada d drogas, ni tabaco, ni alcohol, ni prostitución. Incurrir en cualquiera de estos será juzgado por los Búhos y castigado con la expulsión.

A fin de ser reconocibles por los medios y los transeúntes, llevaremos un brazalete negro con un “XXIII” en amarillo, en el brazo izquierdo. Se os entregara cuando entréis a formar parte de la liga, y es lo que os acredita como miembros.

Si además, os apetece llevar cualquier otro distintivo relacionado con el 23, estáis en vuestro derecho. Yo tengo un tatuaje muy chu-chu-chuuuuuuuuuli.

El conocido como “asesino del 23” es nuestro padre y guía. Solo a el l honramos, y solo a el le debemos plena lealtad. Es nuestro deber como hijos protegerle de todos sus enemigos.

Elctrics y Neon no son nuestros enemigos. Son corderitos descarriados que han perdido el norte. Es nuestro deber devolverles al buen camino. Seguidles, vigiladles e impedir toda acción violenta que emprendan, sea entre ellos o vandalismo generalizado contra el mobiliario, miembros de la liga o figuras de autoridad. Todo Electric o Neon que sea visto ejerciendo la violencia contra civiles será hecho prisionero, y sea la liga quien decida su castigo, antes de devolverlo a su líder.

Si un Electric o Neon es atacado por un conjunto de miembros del bando contrario, es nuestro deber ayudarle. Por consiguiente, jamás se debe desoír una llamada de socorro.

Siempre que no muestren un comportamiento violento, o malas intenciones, no nos meteremos en su camino. Sus asuntos son suyos, y los nuestros son nuestros. No os metáis en problemas innecesarios.

Batman es lo más.

Nuestro territorio es toda la ciudad. No reconocemos el territorio ni de Electric, ni de Neon, pero debemos hacer que respeten sus zonas entre ellos. Todo Electic que sea descubierto en territorio Neon por su cuenta, será entregado al jefe de los Neon. Y viceversa.

Si queréis comprar mi amor, regaladme pandas y comics viejos de Green Arrow.

Yo, Mijail Vasiliev, apodado Arrow, adorador de pandas, amante de la siesta y lector de comics aficionado, declaro que está totalmente prohibido referirse a mi como "jefe o líder". No soy vuestro jefe no soy vuestro líder.  Solo fui alguien que tuve un sueño. Un sueño de poder vivir en un lugar mas justo, limpio, y sin miedo. Solo soy un hermano mayor mas. Quien se refiera a mi como líder, será penalizado.

Objetivos:

Leer mas comics que nadie en la ciudad y tener dos horas de siesta diarias.

Evitar las ambiciones expansionistas de los Electrics.  Especialmente si Gina esta en esos días del mes.

Evitar las disputas violentas entre Elctrics y Neon, así como los altercados de bandas menores.

Recabar todo tipo de información sobre la policía, políticos, figuras autoritarias, así como sobre las bandas juveniles, grupos mafiosos y el asesino del 23.

Proteger al asesino del 23, así como a todos los habitantes de nuestra ciudad, al coste que sea.
avatar
Node Domain
 
 


http://signalboost.foroac.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.